John Hemingway: Mi abuelo hubiera estado incompleto de no vivir en Cuba

Cuba+

“Yo ser primer cubano sato que ganar Premio Nobel“, dicen que dijo Hemingway con un acento grueso, cuando celebraba, entre cerveza y cerveza, el prestigioso lauro de la Academia Sueca.

Por más de 20 años, el escritor norteamericano residió en el que llamó su paraíso cubano, la magnífica Finca Vigía de la localidad habanera de San Francisco de Paula, y fondeó su yate Pilar en el pueblecito pesquero de Cojímar, donde reía y conversaba codo con codo con los pescadores de la zona.

A “mi gente de Cojímar” y a Cuba dedicó el galardón, voluntad que no dejó sólo en palabras, sino que la reafirmó con la ofrenda de la medalla de oro con la efigie de Alfred Nobel a la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba y de la gente de mar.

Ansiosos por desandar los caminos de su famoso abuelo y envueltos en la…

Ver o post original 903 mais palavras

Anúncios

Deje su comentario - Deixe seu comentário - Leave your comment

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s